• Jonathan Ocasio

3,075 personas tratarán de quitarse la vida hoy.




Todos los días en Estados Unidos hay 123 personas que se quitan la vida, según la Fundación Americana Para La Prevención Del Suicidio. Vidas significantes, únicas, irremplazables.


El dato que pocos conocen es que se estima que por cada persona que logra quitarse la vida hay 25 que intentan hacerlo y no lo logran. Eso quiere decir que aproximadamente 3,075 tratarán de quitarse la vida hoy, pero no lo lograrán.


Son más de 44,000 suicidios cada año y aproximadamente 1,122,375 intentos.


Esta semana la noticia de Kate Spade and Anthony Bourdain le dieron la vuelta al mundo pero desde antes Dios me estaba hablando al corazón para levantar la voz sobre este tema.

Especialmente cuando un estudio mostró que 1 de cada 3 personas que se suicidan estaban asistiendo a un iglesia.


El suicidio es impensable para muchos cristianos. No pueden imaginarse tocando fondo de esa forma considerando tal opción, pero la realidad es que algunos de los grandes héroes de la fe lucharon con pensamientos suicidas. Tu no eres el único.


Moisés

Números 11:14-15 (NVI) 14 Yo solo no puedo con todo este pueblo. ¡Es una carga demasiado pesada para mí! 15 Si este es el trato que vas a darme, ¡me harás un favor si me quitas la vida! ¡Así me veré libre de mi desgracia!


Job

Job 3:1-3, 15-16 (NVI) 3 Después de esto, Job rompió el silencio para maldecir el día en que había nacido. 2 Dijo así:3 «Que perezca el día en que fui concebido y la noche en que se anunció: “¡Ha nacido un niño!” 15 ¡Preferiría que me estrangularan a seguir viviendo en este cuerpo! 16 Tengo en poco mi vida; no quiero vivir para siempre.¡Déjame en paz, que mi vida no tiene sentido!


Jeremías

Jeremías 20:14-18 (NVI) 14 ¡Maldito el día en que nací! ¡Maldito el día en que mi madre me dio a luz! 15 ¡Maldito el hombre que alegró a mi padre cuando le dijo: «¡Te ha nacido un hijo varón!»! 16 ¡Que sea tal hombre como las ciudades que el Señor destruyó sin compasión. Que oiga gritos en la mañana y alaridos de guerra al mediodía! 17 ¿Por qué Dios no me dejó morir en el seno de mi madre? Así ella habría sido mi tumba, y yo jamás habría salido de su vientre. 18 ¿Por qué tuve que salir del vientre solo para ver problemas y aflicción, y para terminar mis días en vergüenza?


Jonás Jonás 4:3 (NVI) 3 Así que ahora, Señor, te suplico que me quites la vida. ¡Prefiero morir que seguir viviendo!


Si ellos contemplaron el suicidio, sería necio de nuestra parte pensar que estamos exentos. Yo se que el tema es incómodo pero, ignorar un tema incómodo no hace que desaparezca.


Aunque no es lo mismo desear morir que matarse, lo primero es siempre el primer paso hacia lo segundo.


El pensamiento de quitarnos la vida es algo que nos pudiera afectar a todos en algún momento de nuestras vidas. A menudo creemos que las personas que se suicidan son enfermos mentales y decimos "yo no" pero existen muchos factores que pueden contribuir al suicidio que no tienen nada que ver con la enfermedad mental. Por ejemplo la pérdida de una relación, la soledad, las enfermedades crónicas, la pérdida financiera, los antecedentes de traumas o abusos entre otros.


Cada vez más vivimos en gran parte desconectados de nuestras familias, amigos y comunidades, excepto en las interacciones superficiales de las redes sociales.


En una entrevista este año, el comediante y actor Jim Carrey el habló sobre "llegar al lugar donde él tenía todo lo que soñó y darse cuenta de que todavía era infeliz"


A veces lograr todos tus objetivos ofrece lo opuesto a satisfacción, porque pone al desnudo la verdad de que no hay nada que puedas comprar, poseer o lograr que te haga sentir satisfecho y realizado a largo plazo. Eso solo lo puede hacer una relación cercana con el Dios creador del universo. Dios ama a todos los que están pasando por esta situación y su deseo es tener una relación cercana con ellos para que puedan experimentar vidas llenas de significado. Vidas construidas sobre una base más firme que el éxito personal. Vidas que puedan escuchar su voz en medio de la oscuridad.


Veamos el caso de Elias un profeta que deseo que Dios le quitara la vida. Veremos ¿Por qué llego a esa consideración y cómo fue el trato de Dios con el?


1 Reyes 19:4 (NVI) 4 y caminó todo un día por el desierto. Llegó adonde había un arbusto, y se sentó a su sombra con ganas de morirse. «¡Estoy harto, Señor! —protestó—. Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados».


1. Las causas del desánimo de Elías son claras.

Santiago 5:17 (NVI) 17 Elías era un hombre con debilidades como las nuestras. Con fervor oró que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y medio.


1 Reyes 19 encontramos la “la primera prueba”. Inmediatamente después de su triunfo sobre los profetas de Baal en el Monte Carmelo, Elías se derrumbó. a. Estaba Desilusionado: Él acaba de tener una “experiencia en la cima de la montaña” —literalmente (1 R. 18)—. Esto no debe tomarnos por sorpresa. El mismo Jesús luego de ser bautizado con toda la afirmación de Dios padre fue llevado al desierto para ser tentado por 40 días. Encuentro que puede ser igual en nuestras vidas, a menudo experimentamos gran desánimo inmediatamente después de grandes logros". A menudo, la siguiente parada luego de la cima de la montaña es el valle. Él había logrado el punto más alto en su ministerio pero aún así lo que esperaba que cambiara no cambio. Jezabel pide su cabeza, que disillusion. b. Estaba Exhausto: Había corrido de Jezabel, rápido y lejos (1 R. 19:3-4a). Exhausto en todo sentido —físicamente, mentalmente, emocionalmente, y espiritualmente—, pidió a Dios que le matara (1 R. 19:4b). El agotamiento es peligroso. c. Se sentía solo (1 R. 19:10). Supuso que todos los demás se habían inclinado a Baal. Su soledad fue cruel, y le aplastó.


2. La respuesta de Dios al desánimo de Elías es compasiva. Con demasiada frecuencia, respondemos a la depresión diciendo a las personas que lean su Biblia, oren, y que salgan adelante. No tomamos en serio la oscuridad de su mente y corazón. Sin embargo, Dios responde con una tremenda compasión.


a. Dios atiende las necesidades físicas de Elías, dándole descanso y comida.


1 Reyes 19:5-7 (NVI) 5 Luego se acostó debajo del arbusto y se quedó dormido.De repente, un ángel lo tocó y le dijo: «Levántate y come». 6 Elías miró a su alrededor y vio a su cabecera un panecillo cocido sobre carbones calientes y un jarro de agua. Comió y bebió, y volvió aAcostarse. 7 El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje».

  • Cabe notar que hacerse una revisión médica es una buena idea en tiempos de depresión prolongada. Posiblemente, una condición física esté causando o contribuyendo a tu abatimiento.

b. Dios se acerca más que nunca a Elías


1 Reyes 19:11-13 (NVI)

11 El Señor le ordenó:

―Sal y preséntate ante mí en la montaña, porque estoy a punto de pasar por allí.

Como heraldo del Señor vino un viento recio, tan violento que partió las montañas e hizo añicos las rocas; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero el Señor tampoco estaba en el terremoto. 12 Tras el terremoto vino un fuego, pero el Señor tampoco estaba en el fuego. Y después del fuego vino un suave murmullo. 13 Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto y, saliendo, se puso a la entrada de la cueva.

Entonces oyó una voz que le dijo:

―¿Qué haces aquí, Elías?

La comunión con Dios ayudará a despejar las tinieblas. Lucha contra tus pensamientos destructivos, reemplazandolos en oración con verdades bíblicas.


c. Dios le proveyó un amigo y un nuevo propósito a Elías (1 R. 19:15-17).


La depresión prospera en la soledad. Parte de la solución son otros creyentes, especialmente en tu iglesia. No luches contra pensamientos suicidas en privado mientras sonríes en público. ¡Sé lo suficientemente transparente como para buscar ayuda humana!


Si estás contemplando el suicidio, no eres el primero. pero no tienes que llegar a ser parte de los 123. Puedes llamar ahora mismo al 1-800-981-0023


En la Línea PAS (Primera Ayuda Psicosocial) podrás recibir orientación y consejería en relación a cualquier crisis emocional.

  1. El suicidio es una decisión irreversible y permanente para resolver un problema temporero. No es una solución sabía. Las personas no quieren terminar con sus vidas sino con su dolor. Tu no tienes que morir para terminar tu dolor. Se que puedes pensar que es la solución pero no lo es. Va a afectar a muchas personas.

  2. Ninguna emoción puede durar para siempre. Ni buenas ni malas, felicidad o tristeza. Las emociones son como las olas. Nunca tomes decisiones permanentes por circunstancias temporales. Cuando estás deprimido no piensas correctamente. Puedes pensar que el mundo y tu familia van a estar mejor sin ti. NO ES CIERTO. Eres amado por Dios y necesitado en este mundo.

  3. Estamos creados para relacionarnos. Necesitas encontrar una persona en la que puedas confiar. Te invitamos a pasar por www.tumarazul.org para encontrar un Círculo en el que puedas hablar sobre todo lo que estas viviendo.

#marazul #123vidas #nomas123

0 views

© 2017 by Algo Más Entertainment. 

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

© Algo Más Entertaiment 2014